Hay muchos almuerzos que me emocionan aquí, pero ninguno como el Día de las Fajitas. Como todos los demás, puedo subir al Hot Bar y hacer mis propias obras maestras. Aunque tenemos acceso a los mismos ingredientes, desde arroz español y frijoles hasta pollo, bistec o ambos, mis fajitas resultan diferentes a la mayoría. Básicamente estás en Chipotle, excepto que estás haciendo tu propio pedido a medida que tomas tus decisiones en la línea de comida; tampoco hay cargo adicional por el doble de proteína. ¿Queso al lado? La mayoría va por ese camino, pero me vuelvo loco y lo agrego directamente a mis fajitas. Traigan los chips de tortilla, porque hoy me saltaré la ensalada. La salsa fresca hecha en casa es mi postre.

Una vez que vea fajitas en el menú, SIEMPRE significará que voy a ir por segundos: ¡10,000 fajitas y luego para siempre!

Escrito por: Justin Diaz, Coordinador del Ministerio y Director del Ministerio de Niños